El hecho que tuvo lugar este miércoles en Seccional 11° de Polancos, a pocos kilómetros de la ciudad de Carmelo, conmovió a quienes integran la fuerza policial local.

En horas del mediodía una mujer Policía que prestaba servicio en dicha Comisaría decidió terminar con su vida.

La joven de 33 años de edad de iniciales N.P., era madre de dos niños y se desempeñaba en la tarea policial desde hace varios años.

Este mediodía se encontraba junto a un compañero de trabajo, y en un momento determinado se disparó con el arma de reglamento que portaba, perdiendo la vida en el lugar.

Carmelo Portal, único medio presente en el lugar de los hechos, dialogó con compañeros de trabajo de la joven, quienes la catalogaron como una buena persona y eficiente Policía, en medio del dolor por la sorpresiva pérdida.

Luego de las pericias realizadas, la intervención de Policía Técnica, la presencia del Médico Forense, el Juez Letrado de Carmelo y Fiscal, el Comisario Mayor Riber Aquines en diálogo con nuestro medio confirmó que se trataba de un suicidio, manifestando; “no hay ningún tipo de dudas, fue la voluntad de ella”.

- P U B L I C I D A D -

Aquines señaló además que la decisión que tomó la joven fue por “asuntos personales” y descartó que la misma estuviera vinculada a razones laborales.

Si bien se determinó inmediatamente que se trataba de un suicidio, “nosotros tenemos que hacer un montón de trámites que nos piden los jueces” dijo el entrevistado, quien se mostró notoriamente conmovido con el hecho.

Con respecto al momento en que decidió quitarse la vida, Aquines explicó que si bien se encontraba trabajando con otro uniformado en la Seccional, éste último estaba en el interior de la misma, mientras que la joven salió al exterior para darse el disparo, en el fondo del edificio.

“Como hay poca señal, cuando hablan por teléfono por ejemplo salen de la Seccional, no sabemos si este fue el caso, pero es algo normal entre policías” explicó el entrevistado, quien añadió, “el compañero estaba adentro cuando escuchó la detonación, salió y la encontró”.

N.P. es oriunda de la ciudad de Nueva Palmira y estaba vinculada a la fuerza policial desde hace seis años aproximadamente. En la Seccional de Polancos trabajaba desde hace tiempo y “llevaba toda la parte administrativa” detalló el Comisario Mayor Aquines, quien la definió como “gente de confianza” y una “muy buena” persona.

Comentarios