De aquellas diez mil voluntades carmelitanas

El Pro Secretario de la Presidencia Andrés Roballo con una delegación de la comisión del Bicentenario en Presidencia de la República.

Por Elio García |

El 26 de agosto de 2014 la sociedad  de Carmelo, a través de la Comisión del Bicentenario, técnicos locales y Municipio, realizaban la presentación del proyecto del segundo puente sobre el Arroyo de las Vacas.

A partir de allí comenzó un trabajo casa por casa, persona a persona, vecino a vecino; todos con un único fin: firmar por algo que según se dijo en aquella ocasión era un necesidad impostergable: la construcción de un segundo puente.

Se juntaron más de 10.000 firmas, se presentó el proyecto a diversos políticos, candidatos a presidencia, innumerables reuniones, visitas incluso a la sede de Presidencia de la República y luego tres cartas pidiendo una entrevista con quien resultó ser el nuevo presidente: el Dr. Tabaré Vázquez. Para entregarle en mano aquellas firmas ciudadanas.

¿Dónde están esas firmas que se juntaron en nuestra comunidad? ¿Se entregó a las autoridades?

Soy de los que piensa que la continuidad periodística amérita siempre repreguntar, indagar y buscar. Poner luz donde hay oscuridad. Sacudir el polvo y despejar las telarañas de lo que se olvida. Ponerle un punto a las cosas. Acompañar un hecho noticioso que tuvo su importancia a pesar que hoy ya casi nadie habla de este asunto.

- P U B L I C I D A D -

Re pregunto: ¿dónde están las firmas del pueblo carmelitano pidiendo un segundo puente?

Están aquí en Carmelo. La Comisión del Bicentenario solicitó, según averiguamos en tres oportunidades una entrevista personal con el Presidente de la República.

Nunca respondió, nunca recibió a la comisión. Las firmas siguen aquí en Carmelo, como un registro más de una voluntad, de una idea. Integran ya el acervo histórico de la comunidad. Representan una voluntad.

Hoy, desde el gobierno se habla de la apertura de licitación del Segundo Puente del Bypass carmelitano y de las PPP.

Nadie habla de aquellas firmas que se juntaron con sentimiento y pasión.

Comentarios