Lejos de Casa

Svitlana Emelianova (foto: S. Olivera).

La siguiente es una historia que conocimos hace pocas horas y decidimos darla a conocer, para ayudar a que esta mujer que aparece en imagen y sus dos hijos menores logren el objetivo: volver a su país.

Su nombre es Svitlana Emelianova, tiene 35 años de edad y nació en Ucrania, pero el destino hizo que llegara a Uruguay, más precisamente a Carmelo.

Svitlana se encuentra en nuestra ciudad junto a sus dos pequeños hijos de 6 y 8 años de edad, sin casa, trabajo, abrigo ni comida y lo único que quiere es regresar a su país, donde se radica su familia.

Su historia

La historia de Svitlana Emelianova es dura. Poco nos cuenta a micrófono abierto, sin embargo, logramos saber que junto a su esposo habían emprendido un negocio gastronómico en Argentina en el año 2012, lugar desde donde ella se vino por problemas de pareja, que incluían alcoholismo y violencia de género.

Todos estos hechos llevaron a denuncias que Svitlana radicó en el vecino país, hasta que finalmente su esposo y padre de sus dos hijos se volvió a Rusia.

La mujer quedó a cargo de los niños y sin trabajo, motivo por el cual a principios de 2016  cruzó hacia Uruguay con los dos pequeños con la ayuda de una persona de nacionalidad brasilera, quien le había conseguido un lugar en Punta Gorda para vivir.

- P U B L I C I D A D -

Las cosas allí no prosperaron. Según pudo saber Carmelo Portal, ella necesitaba comenzar una nueva vida, mientras que quien la estaba ayudando pretendía entablar una relación que iba más allá de la amistad.

Volver

Desde hace algunas semanas Svitlana se encuentra viviendo en Carmelo, más precisamente en Balneario Zagarzazú.

Si bien pretendía pagar un alquiler en el lugar en el que está, se le terminó el dinero, aquí no tiene trabajo y el problema económico le impide volver a su país.

Ella y sus hijos – quienes actualmente no van a la escuela – viven con lo puesto; no tienen abrigo y ya no le quedan recursos para comprar alimentos, según relató la mujer a nuestro medio.

La mujer quiere volver a su tierra de origen, ya que allí viven sus padres y el resto de su familia, y es el único lugar donde ve un futuro posible.

Si bien hizo contactos con la embajada de Rusia en Uruguay, Emelianova asegura que no ha obtenido respuestas y las autoridades no podrían ayudarla con recursos para regresar.

Su familia no tiene dinero suficiente para ayudarla, motivo por el cual tampoco la pueden auxiliar en esta situación.

 

 

Comentarios