El intendente que no es un heladera

Intendente de Montevideo Ing.Daniel Martínez. (foto: El País)

En la página  web de la Intendencia de Montevideo a Daniel Martinez lo presentan con los siguientes datos: “tiene 58 años, nació en Montevideo, tiene tres hijas y siete nietos. En 1982 se recibió de ingeniero industrial en la Universidad de la República y se especializó en Automatización y Robótica.”

El Intendente de Montevideo,  Ingeniero Daniel Martínez estuvo en Carmelo en el Congreso de Intendentes y fue aquí donde nos encontramos con  una intención, conocer un poco más a este político. No se necesita ser ningún analista de fuste para saber que en el futuro próximo y de acuerdo a como le vaya en Montevideo, será un posible candidato a Presidente.

 

Usted representa una intendencia que en términos demográficos alcanza casi la mitad del país ¿eso se nota en este tipo de congresos?
No y sería malo que fuera así. Soy de los que creo que nadie es dueño de la verdad y la soberbia es de las peores consejeras del alma. Acá somos todos iguales. Desde que se formó el Congreso de Intendentes se viene trabajando para el consenso. A veces nos pasamos dos o tres meses arrimando el bochín y lo logramos con el espíritu que no es bueno imponerse a través de mayorías circunstanciales. Además aquí se requiere mayorías especiales, lo cual está muy bueno.

 

¿Nos puede dar un ejemplo concreto ?
Sí. Nosotros estamos promoviendo el registro único de alimentos. Existe una comisión formada desde 2009 que ha venido trabajando en ese tema. Montevideo cuenta con laboratorios importantes y en ese sentido queremos promover un registro nacional con los standares de máxima calidad y que esto sea común para todos, con precios iguales. Así no existe ‘guerra de registros’ como lo fue la ‘guerra de las patentes’.

- P U B L I C I D A D -

Esto significaría que muchos productos que se producen en Colonia o Bella Unión que deben registrarse en Montevideo, dejen de hacerlo. Para nosotros implicaría unos 3 a 4 millones de pesos menos de recaudación, pero dijimos que no tiene sentido esta realidad de hoy. Tiene que haber un registro global.

No hay que se mezquinos, integrándonos somos todos más fuertes. Esto lo aprendió la Comunidad Económica Europea. Francia y Alemania que eran los grandes en el inicio no se pusieron a decir que España y Grecia se embromen. Todo lo contrario, pusieron plata para crecer todos y esto fue lo que sucedió por encima de los problemas que hoy tienen.

La Europa del 2016 no tiene nada que ver con la Europa de la década del cincuenta que recién salía de la guerra.

 

Muchas familias del interior tienen sus hijos estudiando en Montevideo, otros viajamos permanentemente: ¿va aumentar el boleto de transporte urbano en la capital?
A ver… faltan dos meses …Hablar desde ahora de un aumento del boleto es de locos. Ahora que se terminó el programa de Raincoop yo le dije a mi equipo que todas las fuerzas la debemos poner en trabajar en la discusión junto con las empresas. Tanto sean sociedades anónimas como cooperativas.

Debemos estudiar las estructuras de costos para lograr una mejor paramétrica, logrando eficiencia para impactar lo menos posible en el precio del boleto. Eso fue lo que dije.

 

¿Por qué se armó tanto revuelo?
Porque un diario tituló que los aumentos se dan cada seis meses. Pasa que hay una base, en la actual paramétrica y dejando de lado la caída del boleto -que influye mucho- cada seis meses se ajusta el salario de los trabajadores y hoy por hoy debido al subsidio del gasoil  lo que más incide justamente es el salario en el precio final. El tema es que no incide solo eso sino también la venta de boletos.

 

¿Cuál es el panorama allí?
De preocupación, porque los cuatro primeros meses del año cayó casi un 7% la venta de boletos. Esto va directamente a la tarifa, pese a que la Intendencia pone 24 millones de dólares. Nosotros no vemos un peso con la venta de boletos.

Una vez el Edil Diego Rodríguez (Partido Nacional), buen muchacho … medio joven … tiene que aprender por no estar bien informado, dijo que la Intendencia quería recomponer las arcas con el aumento del boleto. Y yo le decía a Diego ‘pero vos sos Mandrake?, no pasa un peso por la Intendencia, ponemos 24 millones al aire y vamos a recaudar (se ríe), estaba loco, y ahí entendió como era la cosa.

Recordemos que casi el 5% del presupuesto de Montevideo va al subsidio del boleto. Por eso queremos cambiar la estructura de costos.

 

Siguiendo con el tema del transporte ¿cómo vienen manejando la irrupción en Montevideo de Uber?
Uber es una aplicación astuta que se mete en un espacio regulado, donde hay ciertas obligaciones. Nuestra postura fue siempre la de negociar. Si cumplen un servicio público tienen que tener autos inspeccionados, un seguro especial, libreta profesional y pagar determinadas cargas impositivas. Uber no cumple absolutamente nada de eso.

Les cuento una anécdota, tuve la semana pasada en Bolivia, en la Unión de Ciudades Capitales y hablando con gente de San Pablo nos decía que ellos acaban de sacar una reglamentación para Uber, igual que en México. Ahí nos enteramos la estrategia de Uber. Entran de pesado, se ríen de las autoridades entonces logran que la prensa les haga propaganda gratis. Después cuando se instalan bien recién negocian.

 

¿Para usted eso es lo que está pasando en Montevideo?
Y eso pasó en San Pablo y en ciudad de México. Creo que es una forma bastante ordinaria de meterse en un país. Nosotros no estamos cerrado al diálogo, hemos creado una comisión para cuando ellos vengan a negociar, allí le diremos cuáles serán las exigencias.

 

Hablemos de los municipales de Montevideo, ¿cómo define el acuerdo firmado con los trabajadores?
Como un salto de calidad muy importante en la relación con los trabajadores. Ver mejorar el funcionamiento de la Intendencia, trabajaremos con procedimientos, standares …

 

Vayamos al acuerdo ¿en qué consiste?
El acuerdo tiene un tema de promociones importante. Hoy existen cargos que son interinatos. Hay personas que transcurren cuatro o cinco años como interinos. La idea es realizar capacitación, concurso y de allí que salgan las promociones.

Tenemos además compromisos de gestión, al principio los trabajadores se oponían pero esto es fundamental. Vamos a poner objetivos medibles y las áreas que cumplan las metas tendrán un plus por cumplirla.

En otro sentido hay cuestiones vinculadas a presupuestaciones, personas con buenas calificaciones que siguen contratados.

 

¿Cuantos funcionarios tiene la Intendencia de Montevideo?
Presupuestados 7.100 y 1.500 contratados.

 

La Intendencia es un buen lugar para lanzarse en las próximas elecciones como candidato a la Presidencia de la República por el Frente Amplio. Es una gran vidriera ¿lo ve así?
Más que una vidriera es una especie de tiro al blanco (se toca el pecho). Yo tengo un cartel gigantesco que dice “Aquí pegar” (risas).

 

Antes se decía que la Intendencia de Montevideo el Frente Amplio la ganaba con una heladera, ahora lo tuvieron que poner a usted, un candidato de primera línea ¿es una buena oportunidad para pensarlo?
A mi lo que me importa es estar convencido en hacer las cosas. Si estoy pensando hacer cosas en función de …seguro marché al spiedo. ¿Les quedó claro?

 

Entrevista: Elio García y Miguel Guaraglia

 

 

Comentarios