Docentes agremiados marcharon por las calles de Carmelo

Docentes agremiados marcharon por las calles de Carmelo esta tarde (fotos: S. Olivera)

Cuando el reloj marcó las 13 horas de este jueves 27 de agosto, docentes agremiados acompañados de diferentes sindicatos locales, marcharon por las distintas arterias de la ciudad desde UTU (institución ocupada hoy a las 7 de la mañana) hasta Plaza Independencia.

Si bien se detuvieron algunos minutos en las cabeceras del puente giratorio para entregar volantes que explicaban la situación que los llevó a esta medida, después siguieron un recorrido ininterrumpido por calle 19 de Abril hasta llegar al paseo público mencionado.

Una vez en la plaza, se desarrolló la parte oratoria, no sin antes cantar las estrofas del Himno Nacional Uruguayo.

Álvaro Correa, Presidente de la Intersindical Carmelo:

“El decreto de esencialidad en la educación es infame”

El presidente de la intersindical local, Álvaro Correa abrió la oratoria en Plaza Independencia explicando que “este es un acto que a última hora de ayer resolvió nuestra central obrera PIT CNT.”. “Todos somos conscientes de la situación que estamos transitando como país, donde tenemos un decreto de esencialidad en la educación que consideramos que es infame”.

- P U B L I C I D A D -

Correa aseguró que la intersindical tomó una posición de “total rechazo” a la esencialidad que “hace pocos días determinó el Poder Ejecutivo a través de un decreto” por lo cual “solicitamos a todos los plenarios intersindicales que se adhieran de manera conjunta, como siempre lo hemos hecho con los compañeros de la educación, ahora más que nunca, en esta lucha que están llevado adelante, para mejorar la educación de todo un país, porque entendemos que en la educación nos jugamos el futuro del Uruguay”.

Pablo Gyurkovits, Docente Agremiado:

“Lamentablemente hoy se le pone precio a la educación”

El Docente Pablo Gyurkovits fue otro de los oradores de esta tarde una vez culminada la marcha. “Estamos tratando de hacer una reflexión de cómo se viene planteando la lucha y sus motivos. Parecería que hasta está de más tener que andar explicando lo que es la esencialidad, más aún en un país donde gobierna una fuerza que combatió ciertos gobiernos que practicaron esta forma de reprimir y perseguir”.

“La esencialidad fue algo que se utilizó con el Pachecato y en la década del 80´ también como elemento extorsionador” añadió Gyurkovits, “porque en definitiva, cuando se saca un decreto así es para extorsionar y hacernos bajar los brazos, y no luchar realmente por lo que nosotros más preciamos, que es la educación”.

El orador dijo además que el gobierno subestimaba a quienes están a cargo de la educación. “Si sabremos lo que es esencial nosotros, si habremos vivido miles de situaciones con nuestros alumnos en las aulas, en nuestros edificios, en nuestra forma de enseñar. Pero ¿qué sucede cuando se va a elegir a un Ministro de Educación?; no se le consulta a las fuerzas educativas que tienen conciencia de cómo se dictan las clases, de los alumnos que tenemos, de las políticas educativas que nos imponen, que defienden los intereses de los grandes capitales”.

“Seguramente detrás de todas estas propuestas haya una corporación para el desarrollo” dijo el docente, “que le haya dicho al gobierno: usted tiene que hacer esto con la educación”.

Gyurkovits resaltó que dentro de sus objetivos a la hora de enseñar está “educar para la libertad, para ser seres libres”. “Eso es lo que queremos nosotros de nuestros alumnos y de la población. La gente tiene que tomar conciencia, participar y empaparse de los educandos”.

El profesor enfatizó en que “lamentablemente hoy se le pone precio a la educación” ya que “hasta el 6 % podemos enseñar, hasta ahí, después vemos”. “El gobierno tiene que entender que nosotros vamos a seguir luchando, que no hay esencialidad para nosotros. ¿Qué van a hacer? ¿A destituir a 20.000, 30.000 docentes de todos los centros educativos que estamos parando hoy?”.

“Este es un llamado a la reflexión, esto sirve a nuestra sociedad y no existe fuera de esto otra oportunidad. Esperemos que de una vez por todas se quite el decreto de esencialidad y se pueda volver a discutir como seres democráticos que somos”.

Comentarios