IVA a 18% con tarjetas de débito

Foto: Jorge ARCE / El Financiero.

La reducción del impuesto al valor agregado (IVA) de dos puntos porcentuales para las compras con tarjetas de débito y con dinero electrónico, que se suman a los dos puntos ya descontados,  representa 50 millones de dólares a favor del contribuyente, señalaron desde el gobierno.

Las modificaciones vigentes a partir del 1.° de enero “son modificaciones que no afectan al 80 % de la población, no se va a ver afectada por estas medidas; en cambio toda la población va a ser beneficiada con la importante reducción de cuatro puntos de rebaja del IVA”, sostuvo Astori.

Además recordó que el dinero electrónico y tarjetas de débito están al alcance de todos los sectores de la población uruguaya, con lo cual los beneficios de la reducción de IVA también abarcarán a los sectores más humildes.

“Para un consumo muy modesto de 8.000 pesos por mes en la franja más humilde, el contribuyente va a terminar con un balance positivo de recursos”, enfatizó Astori en entrevista con Inicio de Jornada, de Radio Carve.

Por otra parte, solamente el 10 % de la población cargará con el 80 % del incremento del impuesto a la renta de las personas físicas (IRPF), medida que también se implementa desde el 1.° de enero.

“Que algunos van a pagar un poco más de renta es verdad, pero todos van a pagar menos impuesto al valor agregado, porque estos cuatros puntos de rebaja del IVA, que no es poco, beneficiará a quienes usan dinero electrónico, como las tarjetas de debito”, indicó, Astori en otra entrevista, con La Mañana, de Radio El Espectador.

- P U B L I C I D A D -

El impuesto al valor agregado es una modificación al anterior impuesto a las ventas y servicios creado en 1967, que en el artículo 10 del título concerniente a este impuesto estableció una tasa básica del 18 % y una tasa mínima del 8 %, según el decreto 660/979. Las modificaciones sucesivas llevaron a este impuesto al 23 %.

En 2006, con la implementación de la reforma tributaria, el Gobierno suprimió el impuesto de contribución al financiamiento de la seguridad social (Cofis) que se ubicaba en el 3 % y redujo por primera vez el IVA en 27 años, cuando la tasa básica pasó de 23 % al 22 % y la tasa mínima de 14 % a 10 %, además de extender este impuesto a bienes y servicios anteriormente exonerados.

Posteriormente fue implementada la Ley de Inclusión Financiera que inició el camino de la reducción de IVA mediante el pago de bienes o servicios con dinero electrónico, por ejemplo, con tarjetas de débito. En esta ocasión, el IVA se redujo dos puntos porcentuales, tasa que se suma a la reducción aplicada a partir del 1.° de enero de 2017.

Comentarios