Culminaron trabajos de dragado en paso Casa Blanca en el Río Uruguay

Autoridades uruguayas y argentinas de CARU suscriben contrato con representantes de la firma belga Jan De Nul.

La empresa belga Jan De Nul, tras siete semanas de trabajo, anunció el fin del dragado de paso Casa Blanca, en el río Uruguay, lo cual es “un gran avance para el país”, dijo el presidente de la comisión administradora del curso fluvial, Gastón Silbermann. A mitad de año, tras su balizamiento, sustituirá a los pasos Almirón Chico y Grande para el tráfico de barcos, que ahora podrán tener hasta 17 pies de calado (4.6 metros).

La embarcación Kaerius finalizó el dragado del paso Casa Blanca en el río Uruguay, del kilómetro 196 al 200 entre las ciudades de Concepción, en Argentina, y la uruguaya Paysandú.

Personal del Departamento de Navegación de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), junto a técnicos de la firma belga especializada en dragado, realizan la batimetría (medida de profundidad) de posdragado.

Esta tarea se realiza para verificar que el trabajo haya finalizado en su totalidad y teniendo en cuenta que en dragados de estas características quedan “picos” que son necesarios repasar, explicó el jerarca en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional.

Silbermann destacó que es la primera vez que se draga en las proximidades de la localidad sanducera de Casa Blanca y, en esta oportunidad, a una profundidad de 19 pies (5,18 metros) por lo que podrán navegar buques de 17 pies de calado.

“La apertura del paso Casa Blanca constituía un objetivo que era demandado por actores públicos y privados. Finalmente se pudo concretar y constituye un gran avance para nuestro país”, señaló el jerarca.

Los trabajos, que comenzaron el 1.º de enero, insumieron unas cuatro semanas. Con anterioridad, desde el 9 de diciembre y por tres semanas se dragó en paso Montaña, ubicado del kilómetro 167 al 170,1 entre las ciudades de Fray Bentos, en Uruguay, y Concepción del Uruguay, en Argentina.

Allí se trabajó a 25 pies (7,02 metros), en relación a los ceros locales, que permitirá el tránsito de barcos de 23 pies de calado, tanto con carga de contenedores como de graneles.

Todos estos trabajos integran el proyecto de dragado y balizamiento del río Uruguay desde el kilómetro 0 al 187,1, incluido el canal de acceso al puerto de Concepción del Uruguay y los canales entre este punto y el 206,8 del puerto de Paysandú.

El entrevistado afirmó que está prácticamente finalizado desde el kilómetro 0, frente a Nueva Palmira, hasta el 97 en Fray Bentos y falta extraer el mayor volumen de sedimentos entre ésta ciudad y Concepción del Uruguay, de 2,7 millones de metros cúbicos.

Optimización de transporte de carga

El dragado de fondos duros realizado por la firma Jan De Nul insumió siete semanas, menos tiempo del previsto, y se realizó en forma muy eficiente, apuntó Silbermann.

Adelantó que en breve se realizará el llamado a licitación para adquirir 15 boyas, que serán colocadas por el Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Armada y el Servicio de Iluminación y Balizamiento de la Armada.

“Una vez colocadas las boyas, corregidas las cartas y realizado el aviso a los navegantes, el paso Casa Blanca quedará habilitado para la navegación”, explicó.

“Sustituirá a los pasos Almirón Chico y Grande, ubicados entre Concepción del Uruguay y Paysandú, que tenían la particularidad de que sedimentaban con mucha facilidad y su mantenimiento resultaba oneroso” para el Estado, describió.

Silbermann añadió que una vez habilitado el paso Casa Blanca, que estimó podría ocurrir en unos cuatro meses, el buque portacontenedores Provincias Unidas podrá transportar el doble de los contenedores de 20 pies que lleva en la actualidad.

“Eso abre las posibilidades de futuro para que otros armadores también se interesen por el transporte de la producción de la zona de influencia de Paysandú”, dijo.

Comentarios