Barcos rematados en el Arroyo de las Vacas no encuentran lugar para desguace

El primer gran derrame fue en marzo de 2016, luego vino un segundo derrame en abril.

Las embarcaciones ubicadas en el Arroyo de las Vacas, en el ex-Astilleros Maffoni que parte de ellas fueron rematadas el 15 de diciembre no encuentran hoy lugar para ser desarmadas. Se trata solo de un grupo de barcos ya que eran dos expedientes, y en uno de ellos no hubo oferentes, por lo que se realizará otro remate.

El Diputado Edmundo Roselli confirmó al programa TQH de Radiolugares que por estos días se busca lugar para desguazarlos, “nos hemos contactado con una empresa para ver la posibilidad en desarmarlos en algún astillero de Carmelo.”

Roselli explicó que es urgente tomar medidas y se preguntó “¿qué pasa si uno de estos barcos se desata?, les puedo asegurar que el querido puente de Carmelo desaparece”, advirtió.

El legislador explicó que no van quedando opciones de lugares ” en Maffoni parece que no se puede. Se habló con ERCNA y tampoco parece que podría hacer ese trabajo. Para venderlos hay que desarmarlos”, explicó el diputado blanco.

En Uruguay no abundan las empresas que se encarguen de eso. El precio de la tonelada en nuestro país es de 300 dólares pero el único comprador local -Gerdau, una empresa que la emplea para hacer acero y que aún es mencionada en el ambiente naviero con su nombre antiguo, Laisa- la paga 100 dólares, según fuentes vinculadas al sector metalúrgico. En el mercado internacional su precio es de 600 dólares pero hay que poder exportarla, informa una nota publicada el año pasado en EL PAÍS.

 

Comentarios