¿Por qué la Intendencia no le envía el dinero a los municipios?

Municipios

Desde que el gobierno del Frente Amplio aprobó la Ley de Descentralización, se envía una importante suma mensual de dinero a todos los Municipios del país, para realizar las inversiones y obras que entiendan necesarias para sus pueblos o ciudades. Este es un concepto que está en la base misma de la idea descentralizadora del gobierno, porque le da al Municipio -que es el nivel de gobierno más directamente cercano a la gente- la potestad de invertir en aquellas cuestiones que cada pueblo realmente está necesitando. Una de las muchas ventajas que tiene este sistema es que se acaba aquella vieja costumbre por la cual el Intendente hacía o dejaba de hacer obras en un pueblo, pensando en favorecer o en perjudicar a algún caudillo local. La costumbre de hacer obras como prebendas electorales sufre un golpe fuerte con esta Ley.

Volvamos a lo nuestro: el gobierno destinó 450 millones de pesos para los Municipios en 2015, cifra que irá creciendo a lo largo del quinquenio y que terminará siendo de 1000 millones de pesos en 2020. Estamos hablando de cifras realmente importantes, que nunca ningún gobierno había transferido directamente a los pueblos y ciudades del país en toda nuestra historia. Me parece importante destacar este hecho, porque desde los partidos tradicionales habitualmente se hablaba de descentralización en todos los actos políticos, pero cuando llegó el momento de votar la Ley no lo hicieron. Quienes estuvieron un siglo gobernando al Uruguay, no dieron un solo paso hacia concretar la descentralización y me parece necesario decirlo, porque hablar suele ser gratis, pero actuar en consecuencia, da un poco más de trabajo.

Como los Municipios no tienen personería jurídica, la Ley indica que la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) le envía a cada Intendente el dinero que corresponde a todos los Municipios y el señor Intendente debe depositarlo en las cuentas correspondientes a cada ciudad. Pero resulta que en nuestro departamento, este proceso que gracias a la tecnología digital no debería demorar más de cinco minutos, demora semanas, a veces meses. Así es como -al momento de escribir estas líneas- los municipios aun no habían recibido la partida depositada en los primeros días de marzo por parte de la OPP, correspondiente al mes de febrero. Lo que agrava un poco la situación es que los alcaldes pidieron al Intendente Carlos Moreira una reunión para discutir el plan de inversiones 2017 y el intendente no se presentó a dicha reunión.

Se me ocurre que pocas cosas deberían ser más importantes en la agenda de un intendente del Uruguay, que asistir a una reunión con todos los alcaldes del departamento. Mucho más cuando en esa reunión se van a discutir las prioridades en cuanto a compras de maquinaria y otras inversiones que cada ciudad del departamento necesita. El señor Intendente Moreira no fue, faltó sin aviso.

No es del todo llamativa esta actitud, por lo menos algunos de nosotros tenemos elementos para pensar que en realidad Moreira no siente ninguna simpatía por el proceso de descentralización. No solo porque su Partido Nacional no votó la descentralización en el Parlamento, sino porque hasta ahora no ha dado muestras de entusiasmo en este sentido. Todos recordarán el suceso del dinero que había que devolverle al Municipio de Tarariras y que -por desidia o ineficiencia- terminaron devolviéndoselo a la OPP. Hoy Tarariras sigue teniendo unos 7 mil dólares a favor en las cuentas de la Intendencia y nadie hace el amague de entregárselos. Agrego el hecho de que Colonia no tiene una reglamentación para el funcionamiento de los Municipios, lo que una vez más demuestra que de parte de Moreira no hay mucho interés en el tema.

Creo que el hecho de que por primera vez en la historia los pueblos de este departamento y de todos, tengan dinero mensualmente para gastar e invertir, es un hecho absolutamente positivo y nunca visto antes. Tal vez los Alcaldes deberían reclamar con mayor fuerza ese dinero que es para sus pueblos, pero que no llega o demora mucho en llegar. Ellos sabrán por qué no lo hacen. Pero es bueno que la gente sepa que algo huele mal en el Edificio de General Flores.

- P U B L I C I D A D -

Prof. José Luis Pittamiglio – Edil Departamental Partido Socialista (FA)

Comentarios