Uruguay compró 600.000 dosis de vacuna antigripal

Ministro de Salud Pública, Jorge Basso, recibe la vacuna.

La campaña de vacunación contra la gripe comenzó este martes 18 de abril. Las 600.000 dosis adquiridas por el Ministerio de Salud Pública ya están disponibles en 400 puestos distribuidos en todo el territorio nacional. El ministro Jorge Basso recordó que la prioridad es la población de riesgo, pero aclaró que si el resto de los ciudadanos quiere recibir la dosis no se le puede negar. La vacuna es efectiva y no tiene costo.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, fue el primero en recibir la vacuna antigripal en la sede de la secretaría de Estado este martes 18 de abril, como forma de dar inicio a la campaña 2017, que ya tiene sus 600.000 dosis distribuidas en más de 400 puestos de vacunación públicos y privados del país. “Es importante, previo al invierno, lograr la mayor cobertura posible de personas inoculadas contra el virus de la gripe. La vacuna adquirida a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) protege contra los tres virus más frecuentes que circularon en el último invierno en el hemisferio norte”, recordó.

Niños de entre seis meses y cuatro años, mujeres embarazadas y puérperas, niños, adolescentes y adultos que tengan alguna enfermedad crónica que comprometa su sistema inmunitario y adultos mayores de 65 años son considerados población de riesgo. También se recomienda que los trabajadores de la salud, los estudiantes de medicina, enfermería y sectores especiales, como militares, policías y bomberos que están expuestos a distintas situaciones, se vacunen.

La única contraindicación es en niños menores de seis meses (no se puede dar hasta esa edad) y en personas que tienen alergia manifiesta al huevo y derivados de él, por la forma en que se producen las dosis. La vacuna tarda unos 15 días, luego de suministrada, en hacer efecto, es decir que a partir de ese momento protege. “Tenemos cierto tiempo, no hay que salir corriendo”, aclaró el ministro, quien informó que a partir de este año el procedimiento queda registrado en una base de datos informática.

Basso dijo que quien desee inocularse, pese a no conformar los grupos de riesgo, puede hacerlo, sobre todo si son familiares de los niños pequeños que mantienen contacto directo con ellos. Explicó que, en la medida en que la vacuna es gratuita (por cuenta del MSP), los puestos de vacunación deben recibir a toda la población que concurra. El ministro agradeció a la OPS por haber jerarquizado el ingreso al país de las dosis respecto a otros países.

“Lo que se invierte en vacunas es el mejor dinero gastado previo al invierno para lograr disminuir la prevalencia de las enfermedades respiratorias. Con los cambios de temperatura bastante bruscos que se están teniendo, ya se registraron los primeros episodios de cuadros respiratorios, sobre todo en niños (bronqueolitis). En la medida en que la temperatura siga bajando es esperable que sean más frecuentes”, insistió Basso.

- P U B L I C I D A D -

El jerarca recordó que, además de la vacunación, existen otras medidas higiénicas de prevención que son importantes para evitar la gripe, como el correcto lavado de manos, la ventilación de los ambientes cerrados y el uso del brazo como forma de cubrirse al momento de estornudar, en lugar de llevar las manos directamente a la boca o a la nariz. Consultado por la vacuna antineumocócica, que se aplica una sola vez en la vida, Basso aclaró que debe ser indicada por el médico en casos determinados, como, por ejemplo, en adultos mayores o personas susceptibles a patologías respiratorias.

Comentarios