La inseguridad carmelitana vista desde una empresa de alarmas

Gerardo Locher, responsable de Red Alarm (foto: S. Olivera)

Tal como lo informara nuestro medio, Carmelo ha sido noticia en los últimos días desde el punto de vista policial, debido a distintos hechos delictivos.

Dos de ellos tuvieron como protagonista a comercios de la zona, los cuales se vieron sorprendidos por el modus operandi.

También ocurrieron algunos hechos en casas de familias; en una de ellas se concretó el robo de alrededor de $ 80.000 mediante amenazas a sus moradores, y en otra finca el robo quedó sin efecto porque los dueños llegaron antes de lo previsto y los delincuentes desistieron y escaparon del lugar.

Anoche, sin ir más lejos, una persona fue testigo de las maniobras que hacían los dueños de lo ajeno para lograr entrar a su domicilio.

Así es como se vive en estos tiempos en una ciudad que solía definirse como “tranquila”. La sensación de inseguridad ha comenzado a instalarse cada vez con más fuerza y muchas veces es tema de conversación entre amigos y vecinos.

Carmelo Portal entrevistó a Gerardo Locher, responsable de la empresa “Red Alarm”, quien nos informó como vive el carmelitano estos momentos donde la inseguridad le gana a la tranquilidad que solía experimentar.

- P U B L I C I D A D -

Locher aseguró que la población está siendo afectada por el clima que se vive “a nivel país” y definió lo que ocurre como algo “general”.

“Los casos más resonantes de los últimos días fueron los ocurridos en la farmacia (Ciappessoni) y en la ANCAP” recordó el entrevistado. “En el caso de la estación de servicio fuimos partícipes directos para lograr atrapar al delincuente porque presionaron el botón de pánico y al tener respuesta inmediata llegamos al lugar y podíamos informar todos los movimientos a la policía, quien también llegó rápidamente”.

Locher explicó que la prioridad de su empresa es disuadir el robo a través de las sirenas que tienen las  alarmas, pero en el caso de ANCAP se activó la alarma silenciosa porque el lugar estaba abierto, siendo atendido por pisteros y el delincuente estaba en el lugar.

“Una vez que fuimos alertados se pudo llegar a un buen fin, ya que la policía respondió inmediatamente y se pudo proceder bien con el operativo” explicó.

Con respecto a la farmacia, donde el delincuente amenazó con un arma a la empleada y se llevó la recaudación a plena luz del día, Locher manifestó; “no es nuestra empresa quien brinda servicios allí” y añadió, “la información que tengo es extraoficial, pero allí tendrían botón de pánico, lo habrían apretado, pero no hubo respuesta adecuada”.

El responsable de Red Alarm expresó que antes los delincuentes elegían lugares determinados para ir a robar, pero actualmente “el modus operandi es otro”, además “no importa la situación económica de la víctima, entran a casas de alto, medio y bajo poder adquisitivo, no hay distinción de clases”. “No les importa sólo entrar a un lugar donde hay dinero o ciertos valores, ahora entran a cualquier casa donde se puedan llevar algo para revender, obviamente que estamos en medio de un mercado negro que a ciertas personas le sirve, sea cual sea la recaudación final”.

“Hoy no se salva nadie” sostuvo el entrevistado, prueba de ello es que “actualmente tenemos servicios de alarma en casas de gente pudiente y de gente muy humilde”.

Consultado acerca de los motivos que dan los clientes a la hora de instalar una alarma, se nos informó que “en el 80 % de los casos vienen a contratar nuestros servicios después de que fueron víctimas de un robo, mientras que un 20 % lo hace a tiempo y se previene”.

Botones de pánico

Los botones de pánico son opcionales, según quiera o no instalarlo el cliente junto a la alarma.

Luego del robo a plena luz del día y a mano armada en la farmacia mencionada, varias empresas han llegado a consultarle a Gerardo Locher sobre el mismo.

En cuanto a su funcionamiento, el entrevistado explicó a nuestro medio, “el botón de pánico se instala en un lugar escondido donde puede ser activado por la persona en caso de estar viviendo un momento de inseguridad”.

La señal que emite el mismo “llega a la central de monitoreo, y desde allí se le avisa a la policía inmediatamente, al menos ese es nuestro proceder”.

El problema es que “hay empresas de seguridad que no pueden llamar a la policía, entonces no se como se manejan”. Esto ocurre porque “no están reglamentadas por el Ministerio del Interior, son empresas que están al margen de la ley, las dejan funcionar pero sin esa opción”.

“Esas empresas de alarmas tienen que llamar al cliente o al responsable que hizo la instalación, y esa persona o el dueño del lugar en el que suena la alarma es quien puede llamar a la policía” relató el responsable de Red Alarm, mientras agregó, “eso no es lo ideal, porque en un minuto de más está la diferencia entre evitar o no el robo”.

Respuesta Móvil

Gerardo Locher asegura que su empresa tiene respuesta móvil “de verdad”, ya que “otras empresas dicen tenerla y no es realmente así”.

Además “la respuesta móvil es útil cuando es inmediata, de nada sirve tener un sistema de alarma donde la respuesta está durmiendo en la casa y llega 25 0 30 minutos tardes al lugar”.

En su caso, Locher explicó, “cuando aquí suena una alarma lo hace en un equipo multimedia, entonces el guardia de la respuesta móvil está recibiendo el mensaje junto con el operario e inmediatamente que este llama a la policía el otro se está dirigiendo al lugar que nos alertó”.

En Carmelo la tarea es más fácil en este sentido, ya que “en dos minutos estamos en cualquier parte”.

Si bien la finalidad de la respuesta móvil es observar y pasar información desde el lugar donde está sonando la alarma, “nosotros tenemos contratados oficiales y ex oficiales de policía, quienes saben hacer un procedimiento, pero no es la idea que intervengan ya que se le da aviso a las autoridades de inmediato para que actúen como debe ser”.

Sensación

La sensación de inseguridad existe cuando empiezan a suceder acontecimientos como los que se han vivido en Carmelo en las últimas semanas.

Sobre este punto el entrevistado aseguró que, “cuando aparecen estas noticias a diario, la gente se asusta y comienza a llamar para asesorarse y averiguar precios”.

De hecho, “más allá de que hemos tenido un crecimiento constante los últimos tres años”, en estos días “las instalaciones de alarmas han ido en aumento en nuestra empresa” dijo Locher.

Como dato pudimos saber que “Red Alarm tiene un máximo de 5 conexiones en la semana” número que se ha mantenido firme “este último tiempo” en comercios y particulares.

De todas formas, en su mayoría los clientes que han aparecido últimamente son particulares y no empresas ya que, “la alarma es una tranquilidad para que la gente pueda salir a cenar una noche, hacer un viaje de fin de semana o planificar las vacaciones sin tener que estar pensando en la seguridad de sus cosas”, concluyó el entrevistado.

Comentarios