6 de 6: puntaje perfecto

El delantero Diego Rolan tras anotar el segundo gol de Uruguay contra Colombia (AP Foto/Andres Cuenca)

Cuando juega Uruguay el país se detiene, poniendo toda su atención en esos 11 jugadores que vestidos de celeste salen a la cancha a representarnos con garra y pasión por lo que hacen.

Cada uno tiene sus cábalas; poner la bandera uruguaya al costado de la tele, ubicarse en el mismo lugar donde estaba la última vez que ganamos, comer el asado en el entretiempo, etc. etc.

Sea por cábala o porque este Uruguay es otro, el comienzo de estas eliminatorias para el mundial de Rusia 2018, no pueden ser mejores para este pequeño país de 3 millones de habitantes.

Primero le ganamos a Bolivia en La Paz, logrando con ello no solo derrotar a la altura, sino además conseguir un triunfo histórico, ya que no habíamos logrado un resultado así como visitantes.

Y anoche Colombia; partido para Uruguay desde todo punto de vista. La celeste marcó territorio e hizo un trabajo de equipo de mitad de cancha hacia adelante, encerrando al rival en su propia área de forma constante.

Prueba de esto es el resultado: uno, dos y tres goles que inflaron la red colombiana. Godín puso un cabezazo imparable para el arquero rival a los 34 minutos del primer tiempo, luego de un excelente centro del “Pato” Sánchez.

- P U B L I C I D A D -

El segundo grito uruguayo llegó tempranito, poco después de dar comienzo el segundo tiempo. Lodeiro metió un centro cruzado que esperaban ansiosos en el área Stuani y Rolan, pero la pelota le llegó a este último, quien hizo una jugada de futbol 5, como si estuviera entre amigos, y la mandó a guardar por arriba del arquero sin que éste tuviera más que seguir la pelota con su mirada.

Los hinchas uruguayos estábamos contentos y tranquilos por el resultado, hasta que llegó ese desborde de Abel “La Joya” Hernández que puso a Uruguay 3 tantos arriba de Colombia a los 88 minutos, como quien dice cerrando el final perfecto, con el que bien podría considerarse el mejor gol del partido.

Pero quedaba más por ver, ya que cuatro minutos después Cuadrado era expulsado tras golpear de un codazo a Rolan y Colombia quedaba con 10 hombres y nada por hacer.

En definitiva debemos decir que fue una noche perfecta y el arco uruguayo se mantuvo invicto, claro que debemos reconocer que tuvimos una cuota de fortuna ya que el palo nos salvó de que sufriéramos un gol y Muslera anda bastante clarito desde la semana pasada.

La sensación es extraña en muchos hinchas, y a eso hay que admitirlo; por primera vez en mucho tiempo andamos con el pie derecho, sin ese sufrimiento del gol en el último momento que solemos experimentar.

Anoche Uruguay hizo un excelente partido con un resultado contundente, pero no debemos olvidarnos de que ellos no tenían a James Rodríguez, como así tampoco que nosotros venimos jugando sin Suárez y Cavani.

Siempre comenzamos perdiendo y terminamos ganando o cerca del podio. Esta vez que la historia se está dando de otra manera, esperemos que el final sea también a nuestro favor.

Hay equipo y la garra de siempre, así que no habría por qué preocuparse, esto recién empieza pero Rusia parece estar más cerca que nunca, al menos para la Celeste.

Comentarios