Napoleón Gardiol declara como indagado por una acusación de conjunción de intereses y abuso de funciones

Napoleón Gardiol, director de Planificación, Programa y Descentralización de la Intendencia de Colonia .

Se trata de la familia Porras, propietarios de unas 60 hectáreas ubicadas frente al nuevo Hospital Regional de Colonia cuyo precio ascendería a una suma millonaria.

La información publicada este jueves por Búsqueda da cuenta de la existencia “de un conjunto de irregularidades y hechos con apariencia delictiva que se vienen arrastrando desde hace varias décadas en relación con esos terrenos,” afirma el Doctor Diego Camaño, abogado de la familia.

La denuncia surge a partir de una decisión de la comuna de invalidar los terrenos ubicados en una zona urbana, impidiendo su disposición o fraccionamiento. El abogado explica al Semanario Búsqueda que “Gardiol ocupa un cargo muy cercano al Intendente Carlos Moreira, donde tiene un importante poder de decisión sobre el tema. A su vez, posee un emprendimiento privado que le genera un interés personal en su propio negocio, por lo que parte de lo que se denuncia tiene que ver con la necesidad de investigar si ese interés como empresario no influye en las decisiones sobre el terreno.”

“Resulta difícil pensar que el señor Gardiol pudo desprenderse de sus intereses privados a la hora de resolver como jerarca municipal la categorización de nuestras tierras”, afirma Camaño.

Gardiol dijo a Búsqueda que en la actualidad son sus tres hijos quienes se encargan de la Inmobilliaria Gardiol, explicó que cuando aceptó el cargo ofrecido por Moreira pidió no participar de la Comisión de Fraccionamientos por lo que no tendría nada que ver con estos asuntos.

Gardiol concurrirá mañana viernes 17 a declarar en calidad de indagado al Juzgado Letrado de Primera Instancia de Colonia de 1º Turnoa cargo del Dr. Luis Alfredo Fourment.

Comentarios

- P U B L I C I D A D -