Para cambiarse de mutualista habrá que presentar carta a la Junta Nacional de Salud

Conferencia de Prensa del Ministerio de Salud.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, informó que con el fin de eliminar la intermediación lucrativa que existe por fuera del “corralito mutual”, los usuarios con la necesidad de cambiar de prestador, por motivos económicos, cambio de domicilio o disconformidad con la institución, deberán dirigir una carta a la Junta Nacional de Salud, que será analizada exhaustivamente. La solicitud podrá realizarse durante todo el año.

Según informó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, en conferencia de prensa este miércoles, la Junta Nacional de Salud constató la existencia de intermediaciones lucrativas por fuera del “corralito mutual” y, sumado a que la reciente reforma del Código del Proceso Penal requiere de elementos fehacientes y suficientes para que la Justicia descarte ese hecho, decidió tomar algunas medidas para corregir el fenómeno.

Explicó que la cartera transita por el proceso de incorporar la tecnología necesaria para que los usuarios puedan cambiarse personalmente de institución desde su propio domicilio, pero, hasta que se ponga en práctica, el mecanismo para solicitar un cambio de prestador será a través de una carta a la Junta Nacional de Salud (Junasa) con los argumentos por los cuales se solicita la desafiliación.

Las razones podrán ser de carácter económico, en caso de querer afiliarse a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), por disconformidad con la atención recibida en el prestador o por cambio de domicilio. En estos tres casos, las solicitudes podrán hacerse en cualquier época del año y serán evaluadas con detenimiento antes de ser aprobadas.

“Tenemos conocimiento de que hay operadores realizando la intermediación lucrativa que están tratando de continuar con esa modalidad, lo cual nos lleva a tomar estas medidas y comunicarlas antes de febrero, para desestimular que las propias instituciones promuevan mecanismos de promoción y eviten gastos en ese sentido”, precisó.

Basso aseguró que la gran mayoría de las notas o denuncias que se han recibido en la Junasa han sido habilitadas para el cambio de institución. Actualmente, se reciben entre 300 y 400 notas mensuales, lo cual es un procedimiento habitual que contempla las contingencias hasta poder habilitar, con la tecnología, algún mecanismo que permita eliminar totalmente la intermediación lucrativa.

- P U B L I C I D A D -

Por su parte, Arturo Echevarría, director de la Junasa, explicó que antes de anunciar estas medidas mantuvieron reuniones con los prestadores, quienes se mostraron conscientes de la existencia de estos hechos y argumentaron que las medidas que se aplicarán seguramente no sean cien por ciento efectivas.

Comentarios