Sistema de protección contra incendios cubre el 90% de áreas forestadas del país

Bomberos en incendio forestal (foto conceptual).

Las altas temperaturas, escasas lluvias y el movimiento masivo de turistas hacen que Uruguay afronte un elevado riesgo de incendios, 98 % de los cuales son causados por humanos. Para atender la situación, que se repite cada verano, el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) coordina la cobertura de 13 millones de hectáreas, con aeronaves provistas de sistemas de detección, brigadas de bomberos y torres de vigilancia.

Las autoridades del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) recorrieron este jueves 11 la base aérea José Pedro Varela, en el departamento de Lavalleja, desde donde se realizan vuelos de prevención y combate de incendios forestales en un radio de 170 kilómetros a la redonda.

El director del Sinae, Fernando Traversa, señaló que Uruguay atraviesa por “una ola de calor que se extenderá hasta el sábado”, lo cual, sumado a la escasez de lluvias, la presencia del viento y el aumento de la población por la temporada estival, “hace que estemos viviendo momentos de riesgo elevado”.

Agregó que 98 % de los incendios son provocados por humanos, ante lo cual instó a la población a extremar las precauciones y respetar el decreto de prohibición de realizar quemas que está vigente hasta abril.

El Sinae coordina acciones con la Sociedad Productores Forestales (SPF), Bomberos y Dirección General Forestal del Ministerio de Ganadería para asegurar la cobertura de 13 millones y medio de hectáreas en todo el territorio uruguayo, a fin de lo que utiliza seis aviones equipados con un sistema de detección. Otras 650.000 hectáreas, en Tacuarembó y Rivera cuentan con vigilancia terrestre a través de 12 torres de vigilancia, activas todo el año.

El sistema de protección contra incendios desarrollado cubre más de 90 % de las zonas forestadas del país y de él participan unas 64 empresas del sector.

- P U B L I C I D A D -

Traversa consideró “muy relevante” el plan de prevención desarrollado e informó que en Tacuarembó funcionan tres bases, una en José Pedro Varela, otra en paraje El Águila y, la tercera, en la capital departamental. Cada una dispone de helicópteros y brigadas de bomberos.

“Para el Sinae, esta es una demostración de lo que entendemos es necesario para el país, pues gestionar los riesgos requiere trabajar interinstitucionalmente, entre todos los niveles de gobierno, y articular las capacidades públicas y privadas para prevenir los riesgos, alertar tempranamente, y atacar cualquier foco para que no devenga en un incendio que se convierta en una emergencia de mayor dimensión”, añadió Traversa, entrevistado por la Secretaría de Comunicación Institucional de Presidencia.

Comentarios