No debería sorprender a nadie que Internet juega un papel cada vez más importante en nuestras vidas, pero la velocidad a la que ocurrió esa transformación sí podría ser una sorpresa.

Desde 2000, el tiempo que pasamos en línea cada semana ha aumentado constantemente, pasando de 9.4 horas a 23.6 horas, casi un día entero, según un informe reciente del Centro Annenberg para el Futuro Digital de la USC. Internet se ha convertido también en un componente integral de nuestra vida hogareña, con un aumento del tiempo de más de 400 por ciento en ese período, de 3.3 horas a 17.6 horas cada semana, según el informe, que encuesta a más de 2,000 personas en EE.UU. cada año.

El décimo quinto reporte de Digital Future ilustra la dramática evolución de Internet desde el año 2000, desde un medio secundario hasta un componente indispensable de nuestra vida cotidiana, siempre activo y siempre con nosotros. También viene el temor de muchos por el futuro de un Internet ilimitado que en gran medida hemos dado por sentado en las últimas dos décadas.

A principios de este mes, la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC) publicó el texto final de su orden de derogación de la neutralidad de la red, las controvertidas reglamentaciones de neutralidad de red de la era Obama que sostenían que todo el tráfico en Internet debería ser tratado por igual y prohibía a los proveedores de banda ancha e inalámbricos bloquear o ralentizar el contenido en línea.

“Desde el comienzo de nuestra investigación en 1999, rápidamente quedó claro que Internet se estaba convirtiendo en una parte central de la vida cotidiana, incluso más vital que el teléfono y el telégrafo en su época”, Jeffrey Cole, director del Centro Annenberg de la USC para el futuro digital, dijo en un comunicado.

“Y así como esas tecnologías anteriores fueron reguladas para respaldar el bien público, también debería regularse Internet, lo cual es una razón imperiosa por la que deberíamos tener neutralidad en la red, para que todos tengan igual acceso a este recurso invaluable”.

- P U B L I C I D A D -

El informe también encontró que Internet ha tenido un impacto dramático en la forma en que recibimos nuestras noticias. El consumo de noticias para todas las edades pasó de una relación de impresión a línea de 85-15 en 2001 a casi 51-49 en 2016.

Las redes sociales en línea también están teniendo un efecto indeleble en las relaciones fuera de línea, y el 62 por ciento dijo que Internet era importante o muy importante para mantener las relaciones sociales.

Comentarios