Estudiantes del Liceo 2 proyectan la creación de otro Teatro de Verano

Plano del nuevo Teatro de Verano imaginado por estudiantes.

¿Por qué no hacer algo diferente?, ¿por qué no hacerlo mejor?, ¿por qué no tener una idea sublime?.

No lo sabemos, pero quizás estas fueron algunas preguntas que debieron hacerse en el proceso creativo que llevó a cuatro estudiantes del Liceo 2 a trabajar una idea que asombra por la sensibilidad en su arquitectura y porque es atrevida, distinta, inteligentemente creada.

Condimentos estos que definen también  una impronta de los jóvenes de hoy, su poder de observación, la calidez creativa y el vuelo distinto.

Los autores son Paola Couget, Jessica Larrama, Tania Hernández y Martín Orellano junto al acompañamiento de la docente Yiovana Bacigalupe.

El proyecto

“La idea es crear un nuevo teatro de verano con las características necesarias para lograr el sonido más perfecto posible y un lugar en donde las personas puedan disfrutar cómodamente, un buen espectáculo,” explican. El proyecto se llama “Un lugar para Escuchar.”

Las gradas formarán un semicírculo concéntrico al escenario y se dividirán en tres bloques dejando pasillos de ingreso que los dividen. Serán construida de hormigón y presentarán un talud correspondiente a la pendiente del terrreno.

- P U B L I C I D A D -

El escenario se encontrará en el valle de la pendiente. Se compondrá de un tablado principal que está separado de la parte trasera por un panel de escenografía. En la parte trasera se encontrarán los camerinos y dos baños. Presentará dos escaleras de ingreso y salida y sobre todo esto una cúpula de material, que será el principal reparo para la acústica y resguardará todo equipamiento que lo necesite.

Los baños dedicados a los espectadores se encontrarán detrás del escenario, serán dos grandes cuartos simétricos, los cuales tendrán ocho divisiones en las cuales se encontrarán los escusados y, para estas divisiones, una única serie de diez lavatorios de manos.

El lugar pensado

Los estudiantes imaginaron el lugar bastante cercano al actual Teatro de Verano que se encuentra casi abandonado. Lo señalan entre las calles Grito de Asencio y Avenida del Éxodo, donde existe una leve pendiente que más tarde ayudaría en la construcción y diseño del teatro.

Lugar imaginado por los estudiantes.
Lugar imaginado por los estudiantes.

Tengo idea

En un mundo donde muchas veces faltan ideas,  que un grupo de estudiantes presente como trabajo del año este tipo de estudios con una mirada urbana es una excelente noticia, más allá que esto es solo un trabajo liceal.

Comentarios