ACAC realizó reunión informativa sobre Ley de Inclusión Financiera

Juan Daufin, Gerente de ACAC (foto: S. Olivera)

Por Sebastián Olivera /

El pasado viernes se llevó a cabo una reunión informativa acerca de la Ley inclusión financiera. La misma tuvo lugar en las instalaciones del Centro Comercial de Carmelo bajo la organización de ACAC.

Carmelo Portal estuvo en dicho lugar y entrevistó al Gerente General de la empresa, Juan Daufin, quien nos informó acerca del tema.

Daufin explicó que se trata de una Ley que “trata de poner a Uruguay a nivel de otros países en el uso de dinero electrónico, que no es más que usar los instrumentos habituales de tarjeta de crédito, tarjeta de débito, tarjetas prepagas, lo cual en nuestro país hasta hace cinco años el uso era realmente bajo, comparando con la región o los países desarrollados”.

Los objetivos de la Ley son dos; uno es universalizar el acceso a los sistemas financieros de toda la población, y el otro es tratar de combatir la informalidad, “porque en la medida que todos usemos dinero electrónico, nuestras transacciones van a quedar registradas y el gobierno podrá tener claro cuales son las ventas reales de cada uno de los comercios”.

Uno de los aspectos a resolver en este tema tiene que ver con la cobertura de puntos para extraer efectivo, teniendo en cuenta que en Carmelo es escasa la cantidad de cajeros.

Al respecto el Gerente General de ACAC manifestó que los cajeros automáticos son una opción que “hay que buscar desarrollar”, pero además “tiene que haber otros mecanismos”.

“Los comercios pueden ser corresponsales financieros de ACAC a los efectos de que con una tarjeta de la empresa los clientes puedan retirar dinero de los comercios; y al extraerlos de allí sus cajas mejoran el nivel de seguridad teniendo menos efectivo”, y de esta manera “las personas saben que yendo a tal comercio o red de cobranza pueden hacerse del efectivo si lo necesitan”, señaló el jerarca.

La seguridad es visto como una de las ventajas que tendría esta Ley, ya que, tener menos efectivo en la billetera, desincentiva el robo o la rapiña.

Daufin explicó que este mecanismo “en Montevideo se podría aplicar por ejemplo en los taxis y bajarían sustancialmente las rapiñas”. “Así pasaría con cualquier otro medio de transporte o en otra actividad en donde se está muy expuesto a temas de seguridad. Esto no va a hacer que una sociedad insegura se transforme en segura, es solo un paliativo”.

Todo aquello que es nuevo lleva cierto tiempo de adaptación, consultado sobre este punto el entrevistado expresó; “partiendo de la base que el 50 %  de los funcionarios ya cobra bajo este sistema, la parte de adaptación más importante que tenemos los uruguayos es acostumbrarnos a consumir con la tarjeta; que la de débito y la de crédito sean instrumentos habituales”.

Comentarios