Susanita legalizó su nombre

Susanita cambió legalmente su nombre, ahora va por el matrimonio, el cambio de sexo y la adopción (foto: S. Olivera)

Por Sebastián Olivera //

El pasado martes 17 de noviembre la Justicia dictó sentencia a favor de “Susanita” quien a partir de ese momento pasó a llamarse legalmente Susana Andrioli Manitto.

Sin dudas se trata de un cambio importante para quien a partir de ahora lleva el nombre con el cual se siente realmente identificada, aunque ella misma asegura que nunca dejará de ser “Susanita”, quien en la ciudad no sólo logró hacerse de fama, sino también obtuvo el reconocimiento y respeto de todos.

Susanita dialogó con Carmelo Portal acerca del cambio de identidad, relatando como fue el proceso que le tocó vivir.

“Lo que más demoró el trámite fueron algunos paros que hubo en el camino, pero de todas formas fue bastante rápido, ya que pude obtener mi nombre en menos de un año”, contó la entrevistada.

La tarotista de Carmelo explicó que el hecho de que la Ley estuviera instalada “facilitó mucho más las cosas”, ya que “en ella está incluida el cambio de nombre, poder casarse y adoptar hijos”.

“Conviví con un nombre masculino con el cual no me sentía representada”, aseguró Susanita, “cada vez que tenía que hacer un trámite nombraban a alguien que no era yo, además la gente no me conocía bajo esa identidad, sino que siempre fui Susanita para todos”.

Una vez que estuvo aprobada la ley para el cambio de identidad muchas personas conocidas le insistieron para que hiciera el cambio de nombre, pero uno de los grandes consejeros para tomar la decisión, “fue mi médico”, señaló.

“Yo me sentía segura, prácticamente no necesitaba legalizar el nombre, no estaba en mis objetivos. Un día esperando a ser atendida por el médico, él me llamó por mi nombre masculino en la sala de espera y cuando entré me pidió disculpas e insistió para que me presentara ante la Justicia y pasara a tener un nombre femenino” contó a Carmelo Portal.

La Dra. Andrea Paz fue quien hizo todas las gestiones legales para que Susanita obtuviera su nueva identidad a través de esta Ley. “Antes de que existiera (la Ley) yo había hecho el trámite con un Abogado de la ciudad que me cobró bastante dinero, pero nunca hizo nada. Después me enteré que mis papeles habían sido encajonados en el juzgado”.

Esta vez la historia fue diferente, ya que “le expliqué mi situación a la Dra. Paz, presentamos una demanda explicando que yo no estaba de acuerdo con mi nombre y ella logró que hoy sea Susana Andrioli Manitto”.

En cuanto al proceso, Susanita explicó que debió “pasar por médico forense, psiquiatras y psicólogos”. Esto es necesario para saber “si la persona realmente puede hacer ese cambio y si se está preparado a nivel psicológico para hacerlo”. “Se trata de todo un trámite, de lo contrario cualquiera podría cambiarse el nombre por una simple ocurrencia”.

Una vez que esos resultados médicos pasaron al juzgado, “nos pidieron una constancia para saber si yo había sido casada y había tenido hijos, luego me pidieron cinco testigos que me hayan conocido desde chica para saber si tenía tendencia femenina o masculina”.

“La Jueza consideró que no había impedimento alguno para obtener mi identidad y dictó sentencia” manifestó la entrevistada, “ahora tengo que esperar un mes aproximadamente para terminar con los trámites y obtener mi nueva cédula y credencial”.

“No caía cuando me dijeron que estaba todo aprobado” dijo Susanita al ser consultada sobre la primera reacción que tuvo al saber que pasaría a tener legalmente un nombre femenino. “Sentí que había logrado de forma legítima lo que ya era, más allá de que en mi pueblo siempre voy a ser Susanita”.

Nuevos objetivos

Susanita no sólo ha logrado obtener su nombre femenino a nivel legal, sino que ahora va por más, en busca de nuevos objetivos.

“Ahora siento la ansiedad de formar una familia, ya es hora de hacerlo. Al obtener mi nuevo nombre sentí que me transformaba en una señora en busca de nuevos horizontes” sostuvo a Carmelo Portal la entrevistada.

“Susanita fue un nombre que vendí como marketing, ahora Susana Andrioli es alguien que piensa en un hogar, en organizarse, teniendo en claro que hay cosas que tienen que irse para que vengan otras”.

Si bien asegura que “las cosas se dan cuando se tienen que dar” Susanita confesó a nuestro medio que los objetivos serían tres; “ponerme en pareja y casarme, operarme para hacer el cambio de sexo y adoptar un hijo”.

Según sus palabras “me gustaría operarme el año que viene, pero todo depende de un tema económico”, ya que “la operación me la haría en Chile, la cual es muy costosa”.

“Ahora voy en busca de una pareja, después vendría la operación para el cambio de sexo y en tercer lugar la adopción” indicó Susana Andrioli Manitto, quien más allá de tener un nuevo nombre, nunca dejará de ser “Susanita”, esa persona a la que todos conocen y respetan.

 

Comentarios