Armada Nacional confirma que radar en Prefectura Carmelo no funciona

Sub Prefectura de Carmelo

Los radares de la Prefectura de Carmelo, también de los puertos de Colonia, Nueva Palmira no están funcionando. La información que ya habíamos publicado a través de fuentes confiables,  la confirmó esta mañana en el programa TQH de RadioLugares el propio vocero Capitán de Navío (CG) Marcelo ETCHEVERS.

“Los radares no están operativos y es una preocupación que se viene tramitando ya desde hace tiempo. Esta necesidad no fue atendida en el presupuesto,” respondió el vocero.

En la actualidad hay radares en el puerto de La Paloma, Punta del Este y Montevideo y en Colonia se viene gestionando la adquisición de un nuevo radar que tenga la posibilidad de cobertura entre Nueva Palmira y Conchillas, incluyendo el tráfico de la Isla Martín García.

La falta de radares en las costas colonienses ya tendría sus años explicó el vocero de la Armada quien señaló que ese problema se cubre con controles rutinarios realizados por el personal de Prefectura. Estos se incrementan de acuerdo a riesgos de seguridad que vayan surgiendo, aclaró.

Los controles en la actualidad se realizan con el sistema AIS que permite a los buques comunicar su posición y otras informaciones relevantes para que otros buques o estaciones puedan conocerla y evitar colisiones. El mismo lo tienen los buques grandes, pero la mayoría de los yates y embarcaciones pequeñas no cuentan con esta tecnología, por lo que los hace invisibles para su detección.

Los controles que existen en la actualidad en Prefectura Carmelo son visuales y radiales. Cuando los yates ingresan a puertos deportivos en el departamento de Colonia, el patrón de la embarcación debe concurrir al destacamento más cercano y presentar la documentación de la embarcación, tripulación y el Rol de Despacho.

El vocero de la Armada destacó la situación que vive la fuerza, “tratamos con mucho ingenio ser lo más eficientes posibles. Si comparamos el personal que hubo en la Prefectura de Carmelo los últimos veinte años notamos una reducción del personal de casi un 50%. Con esto se han multiplicado las tareas, por ejemplo antes no existían las Papeleras y hoy es una realidad que tenemos en el rio. El tráfico de embarcaciones que transitan por el Río Uruguay no es el mismo de hace veinte años, aumentó. Por eso tratamos de complementarnos con un sistema más moderno como el de Gestión Marítima, lo reforzamos con el Comando de Infantería de Marina, a través de patrullaje fluvial.

Los controles muy laxos, la ausencia de radares, la carencia de efectivos reflejan el panorama de seguridad en el control de nuestras fronteras en esta parte del país.

La vulnerabilidad de la frontera en la actualidad viene siendo reflejada principalmente por medios argentinos en causas de corrupción en ese país, apareciendo nuestra ciudad como uno de los posibles lugares de llegada y/o tránsito de personas vinculadas a hechos delictivos.