Conferencia internacional en INIA La Estanzuela sobre suelo y agua

3ra Conferencia Inter-Regional CIGR sobre los Desafíos en Suelo y Agua: “Herramientas para el Desarrollo”

 

Entre el 27 y el 30 de setiembre, se realizará en la Estación Experimental de INIA La Estanzuela – Colonia la 3ra Conferencia Inter-Regional sobre los “Desafíos en Suelo y Agua”: “Herramientas para el Desarrollo”, organizado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, y la Facultad de Agronomía.
La actividad se cumplirá por primera vez en el país, con presencia de 250 personas de diferentes países del mundo, 15 expositores nacionales e internacionales, entre los que se destacan 13 conferencistas de diferentes países del exterior con reconocida trayectoria.

El objetivo de esta conferencia es presentar y discutir las últimas investigaciones y avances en la Ingeniería de Agua y Suelo, así como promover el desarrollo sustentable de la agricultura y los sistemas de producción.

La agricultura en Uruguay ha experimentado grandes cambios desde los comienzos del siglo XXI. El incremento del área de cultivo se ha multiplicado por 3, donde el cultivo de soja es el más importante. Además, se dio un cambio en el uso del suelo y los sistemas de rotación de cultivos y pasturas, adaptándose la práctica de siembra directa en los sistemas de producción.

El país tiene en promedio precipitaciones en torno de los 1200 mm en el sur a 1500 mm en el norte. Durante los meses de finales de la primavera y el verano, en general se experimentan déficits de agua en nuestros suelos, pero la variación interanual de la cantidad de lluvias es la que determina que algunos años esos déficit sean muy severos provocando secas importantes. Esta variabilidad podría explicarse, en cierta medida, por el fenómeno ENSO. Por lo tanto, como una respuesta al cambio climático global, que en Uruguay parece determinar una mayor variación inter e intra anual, y una mayor ocurrencia de eventos extremos, el riego está siendo considerado para ser desarrollado como una estrategia nacional. Dadas las características climáticas descritas, este riego tiene que ser complementario de la ocurrencia de precipitaciones.

- P U B L I C I D A D -

Esta situación es diferente de la evolución de riego más frecuentes en todo el mundo, diseñados para evitar el déficit de agua en ambientes áridos y semiáridos. En estos casos, el riego se utiliza intensamente cada campaña agrícola. Mientras tanto, en Uruguay, en algunos años no sólo el riego podría llegar a no ser necesario, sino también a provocar excesos de agua en lugar de déficit.

La erosión hídrica es un riesgo grave en el clima de Uruguay si los suelos están desprotegidos. El contenido de agua del suelo ha demostrado ser un factor importante de la erosión del suelo, debido a que el escurrimiento reduce significativamente cuando los suelos están relativamente seco. Como el riego tiene como objetivo mantener el contenido de agua de alta del suelo, el aumento de riesgo de erosión se debe considerar. El eficiente control de la erosión del suelo se alcanza con siembra directa o sistemas de mínimo laboreo, cuando se obtiene alta cobertura de residuos en la superficie del suelo. En estas condiciones de sistemas de producción debería usarse el riego. Igualmente y dadas las características de los suelos agrícolas, deberían estudiarse las limitaciones en el uso de grandes pivotes centrales para el riego de esas áreas.

Además de un mayor riesgo de erosión del suelo, existe la posibilidad de aumento de la degradación del suelo, tanto física como química. La primera podría ser debido a la disminución de contenido de carbono orgánico del suelo (SOC), si el ingreso de los residuos vegetales no coincide con la oxidación SOC, y debido a la mayor compactación por el tráfico de maquinaria. La degradación química también podría ser debida a un menor contenido de COS, y a la disminución del contenido de nutrientes minerales del suelo debido a una mayor extracción por parte de los cultivos.

Comentarios