Crónica de una traición anunciada

Daniel Abelenda

Confirmando los rumores de las últimas semanas, el Dr. Daniel Bianchi, formalizó su desvinculación con el Partido Colorado y su incorporación a la “Concertación” -un lema creado para competir en Montevideo- que encabeza el empresario Edgardo Novick.
Bianchi, electo diputado por Colonia en las últimas elecciones, pasó a ocupar hace un mes la banca dejada en el Senado por la prestigiosa dirigente de Vamos Uruguay, Dra. Martha Montaner, debido a su fallecimiento a los 61 años.

Según el Senador Germán Coutinho (exintendente de Salto y compañero de fórmula de Pedro Bordaberry en 2014), Bianchi les habría asegurado personalmente que continuaría en VU y en el P. Colorado.
Sin embargo, el pasado jueves 26, en conferencia de prensa, Bianchi se fotografió con Novick y formalizó su pase al sector de excandidato a la Intendencia de Montevideo, quien recorre el país buscando figuras para conformar una agrupación nacional, pensando en 2019.

“El Partido Colorado renacerá cuando se sanee totalmente de figuras con la conducta de Daniel Bianchi”.
Diputado Fernando Amado

Si se repasa la trayectoria política de Daniel Bianchi (54 años, soltero, cirujano plástico, oriundo de Carmelo) esta última voltereta no sorprende. Al contrario, es coherente con su comportamiento de ubicarse siempre detrás del candidato con más posibilidades.

Así lo hizo en 1999, cuando logró su primer período como Diputado. Entonces apoyó la lista 15 del Dr. Jorge Batlle, quien ganó la elección presidencial, y por arrastre, votó muy bien en Colonia (19.000 sufragios).

En 2004, y a pesar de la magra votación del P. Colorado, Bianchi logra ser reelecto por el curioso sistema electoral de “restos” (votos de otros departamentos) que favorecen al candidato que queda tercero en Colonia.

Esta vez sale electo gracias a los 7.200 ciudadanos que adherían al sector de Amorín Batlle (PROBA).

- P U B L I C I D A D -

En 2009, abandona a Amorín y se suma a Vamos Uruguay, el sector creado por Pedro Bordaberry, que logró un renacimiento del P. Colorado -pasa del 9 % al 17 % a nivel nacional y un sorprendente 25 % en Montevideo. Claramente, esta era entonces el líder en ascenso y su triunfo en la interna fue abrumador.

Pero en 2014, Bordaberry no repitió la buena votación (14 %), en parte por el grueso error de no haber completado la fórmula con un candidato extra VU. Y con solamente 4.000 votos, el eterno candidato por Colonia, logró su tercer período en la Cámara Baja.

Al llegar las elecciones municipales de 2015, y cuando se esperaba que aportara a la causa de su partido con un candidato a intendente propio, o apoyando a otro que eligiera la Convención Departamental, Bianchi urdió una alianza con el favorito Dr. Carlos Moreira (P. Nacional) apoyando su candidatura con una lista de Ediles.

El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado convocó al Comité de Ética por esta defección, pero solo “amonestó” al diputado Bianchi. Durante la Convención Nacional que le siguió, y a la cual este no asistió, la condena también fue muy débil, incluso de parte de Bordaberry.

El diputado Fernando Amado fue el único dirigente que fustigó a Bianchi y pidió la prohibición de que usara el lema partidario. Curiosamente, Amado fue tildado de “traidor” por algunos correligionarios.

En la Convención Departamental se condenó duramente la conducta de Bianchi. Pero ya era demasiado tarde: los 4.000 votos de la lista “rosada”, habían ido al P. Nacional dejando al ombuense Rostán (único candidato a Intendente) en un lejano tercer lugar y al P. Colorado con un solo Edil en la Junta Departamental (Martín Pérez).

Coutinho dijo que VU le pedirá la banca de Montaner a Bianchi. Este dice que “es personal” y no la entregará. El error de Bordaberry fue darle una PRIMER suplencia al Senado (y de una gran política, además) a quien ya había demostrado ser un arribista consumado.

¿La culpa la tiene el chancho o el que le rasca el lomo?

Comentarios