Frente Amplio investiga filtración del proyecto de modificación presupuestal de la Junta Departamental

FA busca llamar a sesión extraordinaria por tema inspectores
Por Elio García |

La publicación de la nota que hace mención al “Proyecto de Modificación Presupuestal 2016 -2020” de la Junta Departamental de Colonia, por parte de Carmelo Portal produjo de inmediato en los ediles frenteamplistas enorme preocupación.

Durante la tarde del 2 de junio, luego de subir al portal la información  y hasta esta mañana del sábado diversas personas que dicen estar vinculadas al Frente Amplio se han comunicado con nosotros con un solo objetivo: Conocer quién fue el que le entregó el proyecto a Carmelo Portal.

No toquen nada

La situación que va camino a convertirse en un escándalo político refleja objetivamente que si algo falta en el tratamiento de estos temas es la tan mencionada transparencia.

Una persona que dijo representar a los trabajadores de la Junta Departamental nos llamó visiblemente preocupada porque la información se había hecho pública. Nos dijo que era un tema confidencial, que no era conveniente que la gente estuviera enterada, porque ese documento estaba inserto dentro de una negociación por parte de los empleados con los ediles, que databa de agosto del 2015. “Peligra nuestra negociación”, nos dijo la supuesta funcionaria.

A su vez un señor que dijo ser Edil Departamental del Frente Amplio nos solicitó reveláramos la fuente que nos había dado el documento “esto lo tratamos anoche y ya está en la prensa, es muy grave, dígame quien le dio esa información”, solicitó.

El apriete

También a través de una militante cuyas iniciales son P.L.D. que aparece como suplente en una lista del Frente Amplio de Colonia recibimos a través de facebook lo que en principio interpretamos como una amenaza: ” Están afectando gravemente el derecho de los funcionarios, y de la bancada del FA. Tu eres el responsable de la nota. Con que nos facilites la fuente no te estaríamos molestando más. Y no pasaría a mayores consecuencias”.

- P U B L I C I D A D -

Consultada sobre el tenor de las consecuencias que pretendía señalar y si lo debíamos interpretar como una “amenaza” P.L.D. respondió: “No, es un solicitud de la fuente. Digo… me imagino que te habrán llamado todo el día. Lo digo en ese sentido. Sin animo de amenaza.”

Insistiendo,  la militante frentista explicó “Quisiera que me confirmes quien te suministro dicha información.Si nos confirmas eso, vemos la forma en como podemos respaldarte.”

Las llamadas empiezan en Colonia

Las llamadas  telefónicas continuaron y la situación a la interna del Frente Amplio parece complicada al sospechar entre ‘compañeros’ y más de cara a las elecciones internas.

Lo cierto es que no acostumbramos a dar la fuente de nuestros informes. Pero si hay duda de la veracidad, estamos en condiciones de señalar que se trata de fuentes muy confiables y serias.

A quienes nos llamaron, le decimos que nos amparamos en el secreto profesional periodístico y el reconocimiento de nuestro derecho en no revelar las fuentes. Es uno de los pilares fundamentales para ejercer el periodismo con total libertad, en una República democrática como es la uruguaya.

Tampoco necesitamos respaldos, y menos de sectores políticos. El portal esta abierto al debate de ideas y quienes opinen distinto o quieran hacer aportes cuestionando nuestro informe tienen las puertas abiertas.

 

Por qué se intentó ocultar el proyecto

La situación desnuda una realidad política. Claramente se pretendía tratar este tema en forma secreta y que la ciudadanía no recibiera información sobre estas negociaciones.

El tema de fondo va más allá de las compensaciones equivalentes al 60% sobre el sueldo nominal más la antigüedad que reciben los funcionarios de la Junta Departamental de Colonia que opten por la ‘Dedicación Total’. Este derecho tiene larga data.

Es el funcionamiento general de la Junta Departamental que está en juego. Es la forma de articulación de su gestión y sus funciones las que están en discusión. Es un juego entre el oficialismo y la oposición que en algo parece están de acuerdo: en no tocar nada.

Al Frente Amplio de Colonia no le debería preocupar que estos documentos internos que manejan entre cuatro paredes trasciendan a la opinión pública. En definitiva con nuestro trabajo facilitamos conceptos que en su campaña política -cuando le pidieron el voto a la gente-  fueron sus banderas: la de la transparencia pública y la participación de todos los actores. Solo es eso muchachos. Tranquilos.

Deberían entonces canalizar sus desvelos y preocupaciones en dotar a la Junta Departamental de Colonia en un instrumento fortalecedor del sentido republicano. Trabajar en eso y no preocuparse tanto por una nota de un periodista de pueblo.

Creo que si le preguntamos a los colonienses,  la gente pediría que trabajen  profesionalmente y respondan en tiempo y forma a sus problemas, con rigor técnico y precisión jurídica. Un cuerpo de ediles que sintonice en el mundo de hoy, donde las proyecciones y la realidad sufren constantes cambios.

Para eso hay que trabajar más y mejor. La “dedicación total” debe ser correspondida e interpretada por lo que debería ser y no un juego de palabras que difiere del anglicismo “full time”.

La función del periodista es poner luz donde hay oscuridad. Hacer público lo que se considere secreto. Cualquier hecho que sucede dentro de la Junta Departamental de Colonia, directa e indirectamente siempre impactará en la calidad de vida de los colonienses.

Por eso publicamos ese proyecto. Para informar al ciudadano que en definitiva es el que paga todos esos sueldos y gastos que presentamos. Donde ustedes pondrán en discusión y votarán seguramente pensando en el bienestar general del pueblo.

 

Comentarios