Profesor exaltado causó alarma dentro de una clase

Director J. L. Pitamiglio reconoció que un Profesor tuvo una "actitud amenazante" dentro del Liceo (foto: S. Olivera).

En las últimas horas se conoció un episodio que tuvo lugar en el liceo N° 1 de Carmelo, el cual fue protagonizado por un Profesor de la institución y un grupo de alumnos de 3° año.

Esta mañana en declaraciones al programa “Tenemos que Hablar” de Radiolugares, el padre de un alumno dio a conocer detalles de lo sucedido según las palabras de su hijo, uno de los testigos de los hechos.

El entrevistado que prefirió mantener su identidad en el anonimato declaró ante el medio de comunicación; “hace unas semanas atrás pasó un hecho de violencia en el cual un Profesor agredió verbalmente a toda una clase, se exaltó, tiró útiles contra el pizarrón, corrió bancos y causó una alarma dentro de la clase, la cual debió ser desalojada”.

El padre apuntó directamente a la Dirección de la institución, de la cual dijo que “se solidarizó con el Profesor” ya que “aducen que fue un ataque de pánico, de ira”.

La persona que brindó el testimonio añadió, “nadie se enteró de nada” y aseguró que si los hijos no le hubieran contado a los padres no se habrían enterado, ya que desde el liceo no habrían recibido información alguna.

“No todos tenemos el mismo punto de vista” dijo el padre de uno de los alumnos de 3° año, “lo que para algunas personas es un tema menor, para otros puede ser algo muy importante”.

- P U B L I C I D A D -

 

Director de Liceo 1 J.L. Pittamiglio: “El Profesor es el primero que lo lamenta”.

Carmelo Portal dialogó esta tarde con el Director del liceo N° 1, José Luis Pittamiglio, quien reconoció que hace unos 15 días atrás un Profesor “aparentemente perdió la calma con su grupo y se originó un hecho donde algunos chiquilines salieron de la clase y dijeron que el Docente había tenido una actitud amenazante dentro del salón”.

Inmediatamente después de lo sucedido varios padres se mostraron preocupados, pero “muchas veces sus versiones no son exactas porque los chiquilines a veces agrandan un poco las cosas”.

De todas formas algo pasó entre las cuatro paredes del salón de 3°8, lo cual si bien no fue detallado por Pittamiglio a nuestro medio, significó mantener un diálogo inmediato por su parte con el Docente involucrado.

El Director del liceo Dr. David Bonjour dijo a nuestro medio que en la reunión mantenida al otro día de los hechos con el Profesor en cuestión, “nos pusimos de acuerdo de que él estaba pasando una situación de stress un poco complicada y que necesitaba, además de consultar un profesional si así lo requería, por lo menos descansar”.

De esta manera se tomó una licencia ya que, “con mucha responsabilidad se dio cuenta que estaba un poco saturado y la iba a necesitar” dijo el entrevistado.

Pittamiglio dijo además a Carmelo Portal que habló con el grupo de 3° año donde sucedieron los hechos, con la intención que “supieran que yo estaba enterado de la situación y que los comprendía, para que no piensen que por ser el Director estaba en su contra”.

El Director aseguró que esto “no me había ocurrido desde que estoy en la Dirección”, pero añadió que a su entender “es una situación que dentro del ámbito de la enseñanza no es raro que un Profesor con stress, tenga en algún momento una reacción que no es la que corresponde”.

En dicho sentido el responsable de la institución indicó; “los Profesores tienen 30 chiquilines acá, después toca el timbre y tienen otros 30 chiquilines en otro lado y a veces ocurre que por motivo del stress sufren situaciones como esta”.

“Lo que me importa aclarar es que como Director me ocupé inmediatamente, y el día siguiente a lo ocurrido yo estaba a las 7 de la mañana en la Dirección conversando con el Profesor y acordamos este camino”, sostuvo José Luis Pittamiglio.

En cuanto a lo sucedido el salón de clases “el Profesor es el primero que lo lamenta” señaló el Director de la institución, “se lo expliqué a los muchachos y me da la impresión de que lo entendieron, porque es un muy buen profesor, pero tuvo un muy mal momento”.

“Actitud amenazante”

Consultado a qué se refería cuando hablaba de “actitud amenazante” por parte del Profesor, el entrevistado explicó; “lo digo en el sentido de alguien que pierde la calma, de perder la paciencia y perderla mal”. Esa es “la versión de los chiquilines y el Profesor reconoce que se sacó y superó lo que uno puede entender como ´normal´ en una clase”.

Según informó Pittamiglio a nuestro medio, el Profesor aceptó el trámite de ir a un médico y de tomarse unos días de descanso. “Creo que el liceo lo resolvió de la mejor manera porque me preocupó muchísimo y fue algo que conversamos con todos”.

Por otra parte el responsable de la institución educativa indicó, “me da la impresión  que el tema se va a encarrilar, además es un profesor joven que obviamente tiene un futuro en esto y son temas que hay que aprender a controlar”. “A todos nos pasa en nuestra profesión; hay cosas que aprendemos enseguida y otras en las que demoramos un poco más”.

Si bien una “actitud amenazante” no se justifica de ninguna manera de parte de un Docente, la actualidad indica que vivimos otra realidad, donde los adolescentes no se comportan de la misma manera que otras generaciones y se manejan otros códigos.

“Hoy no es fácil dar clases”

En este aspecto Pittamiglio reflexionó; “los Docentes trabajan en un ámbito cada vez más complicado, por lo menos si lo comparamos con otras épocas. Hoy entras a un salón de clases y el ambiente con el que te encontrás es totalmente diferente al que me encontraba yo cuando era alumno. Los chiquilines han vivido otro mundo, han tenido otra educación desde el día que nacieron, viven una realidad distinta y hay veces que a los Docentes les cuesta adaptarse a eso”.

“Hoy por hoy no es tan fácil dar clases como era antes. Tratar de que un grupo de alumnos esté atendiéndote e interesado en lo que uno está haciendo capaz que no es tan sencillo como lo fue hace unos años atrás. Hace falta experiencia, hace falta innovación y tranquilidad también; son 30 adolescentes. Yo a veces le digo a los padres que no pueden con uno, imaginate con 30”, analizó el Director del liceo 1.

Más allá de su análisis, Pittamiglio sostuvo “no justifico nada”. “Aún teniendo chiquilines que son bastante más revoltosos que lo que eran antes, un Profesor no puede excederse de ciertos límites. Si un chico se siente amenazado capaz que es el chiquilín el que se hace la cabeza, pero si los 30 se sienten amenazados, tengo que pensar que está pasando algo”.

El Regreso

El Profesor que debió tomarse una licencia por “stress” haría uso de la misma hasta las vacaciones de julio en principio, lo cual motivó que a las 48 horas de lo sucedido un suplente se hiciera cargo del grupo de 3° año.

De todas maneras el regreso a dictar clases es algo que por el momento el Director de la institución no puede confirmar, porque “seguramente hay un profesional evaluándolo y dependerá de lo que diga”.

Si existiera algún impedimento para que el Docente vuelva a dar clases “el profesional médico enviaría un informe a la institución, de lo contrario es simplemente una situación de stress como la que podemos tener cualquiera de nosotros y una vez solucionada el Profesor puede volver”.

Medidas administrativas.

Según informó Pittamiglio a nuestro medio, el episodio que tuvo lugar dentro de las instalaciones que él dirige, no tendrá medidas administrativas para el Docente involucrado.

“El Profesor salió con licencia por stress, pusimos suplente y ya está” expresó a nuestro medio, asegurando de esta manera que no habrá más gestiones al respecto por el momento.

 

 

Comentarios