China es el principal comprador de carne uruguaya

Hasta el 4 de agosto las exportaciones cárnicas aumentaron 15 % en relación al mismo período del año pasado. Ingresaron 1.058 millones de dólares, con China como principal mercado seguido por la Unión Europea. Las exportaciones de carne bovina ascienden a 261.402 toneladas y 885 millones de dólares, en tanto, fueron vendidas 7.528 toneladas de carne ovina por 30 millones de dólares y menudencias por 59 millones.

Las exportaciones de carnes, menudencias, productos cárnicos y subproductos sumaron 1.058 millones de dólares entre el 1.° de enero y el 4 de agosto. Los ingresos obtenidos por carne bovina es 84 % del total embarcado en el sector, con un promedio de 3.385 dólares por tonelada. En tanto, la participación de la carne ovina es de 3 %, con 4.060 dólares por tonelada, mientras que las menudencias son un 6% del total, según datos aportados por el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

A su vez China es el principal destino, con 420 millones de dólares, un 39 % del total exportado, seguido por la Unión Europea con 20 % y el conglomerado del Nafta (sigla en inglés del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, conformado por Estados Unidos, México y Canadá) con 14 %.

Las exportaciones de carne bovina, expresadas en peso con hueso, ascienden a 261.402 toneladas y 885 millones de dólares. La carne ovina alcanzó 7.528 toneladas y 30 millones de dólares. En cuanto a menudencias, China también es el principal destino, con 84 %,

El total exportado representa un incremento de 15 % en comparación con los mismos meses de 2016; el aumento fue del 13 % y 14 %, en dinero y volumen respectivamente para la carne bovina y 40 % en dólares y 41 % en volumen para la carne ovina.

“China también permitió valorizar, no solo las menudencias, sino cortes vacunos a los que el mercado tradicional europeo y americano da poco valor. Al mirar las estadísticas de lo que va a China, la mayor parte es garrón y brazuelo, cortes más tendinosos, que se colocan a valores interesantes”, puntualizó el presidente del INAC, Federico Stanham.

- P U B L I C I D A D -

En ese sentido, afirmó: “Estos detalles de desagregado del valor de las distintas partes del vacuno no están siendo bien manejados en el sector productivo”.

“Es una línea a seguir desde el instituto, puesto que es la forma de entender cómo agregar y crear valor y hacer el esfuerzo productivo para aumentar las ventas. También sirve para comprender que por cada vacuno que se faena tenemos menos de un 10 % en cortes de alto valor —rump & loin (lomo, bife y cuadril)— y se debe poder colocar el 90 % restante —cortes de menor precio más las menudencias— a precios interesantes también”, afirmó el jerarca.

Vía Secretaría de Comunicación – Presidencia de la República

Comentarios