Diputada Reisch se opone a que los ancianos paguen por mirar televisión

Ancianos mirando televisión.

La diputada Nibia Reisch (Partido Colorado) reclamó conocer las potestades de la Entidad de Gestión de los Derechos de los Productores Audiovisuales del Uruguay (EGEDA) y defendió el derecho al no pago por parte de entidades sin fines de lucro, en particular los hogares de ancianos y los Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAIFs) de la tarifa que aquella quiere imponerles.

De forma similar a como lo hace AGADU con la música,  EGEDA es una organización que se encarga de administrar los derechos de autor de productores audiovisuales. Con ese objetivo, exige el pago de una tarifa a restaurantes, parrilladas, cafeterías, peluquerías, clubes deportivos, hogares de ancianos y todos aquellos que tengan un televisor a la vista de sus clientes y difundan ficción.

La Ley Nº 17.616, que regula los derechos de autor, establece que los titulares pueden reclamar una remuneración por la exhibición de sus obras, aunque la norma no se aplica para las reuniones que sean sin fines de lucro y las que se lleven a cabo con fines didácticos.

En la actualidad EGEDA se encuentra contactando a instituciones y comercios que usan pantallas, en todo el país, cobrando por cada televisor en un lugar abierto al público  12 dólares y 4 dólares por televisión en los dormitorios, en forma mensual.

Por tal motivo, la diputada colorada se reunió con la Directora General de EGEDA, Helena Nosei, y le manifestó su discrepancia con el cobro de esta tarifa a las instituciones sin fines de lucro.

En forma detallada le enumeró los motivos por los cuales, a su entender,  no corresponde que se les cobre por mirar televisión a las instituciones a este tipo.

- P U B L I C I D A D -

Reisch dijo que “respetamos el derecho de autor, pero no estoy de acuerdo con el afán recaudatorio y no me queda claro como EGEDA controla el contenido de lo que cada persona ve y en función de ello paga a los productores”.

Cabe recordar que EGEDA fue autorizada a funcionar en Uruguay por resolución del Poder Ejecutivo en el año 2007. “En el año 2016, recaudó 5 millones de dólares. Vemos con claridad que hay una falta de control del Ministerio Educación y Cultura, y por tanto le hicimos un pedido de informes a la ministra del ramo”, dijo Reisch.

“En los últimos meses, han llamado a los hogares de ancianos del departamento de Colonia, en forma prepotente e insistente para querer cobrar a como dé lugar. Entendemos que el gobierno tiene que intervenir y no permitir estos atropellos de querer cobrarles a los ancianos o a los niños por mirar televisión. Estamos en contacto con los hogares de ancianos sin fines de lucro, quienes están sorprendidos por esta medida”, informó.

“Recordemos que estas instituciones funcionan gracias al formidable esfuerzo de sus comisiones directivas, quienes trabajan en forma y realizan permanentemente venta de ravioles, cazuela, pollo, rifas y varios beneficios más como forma de recaudar fondos para su mejor funcionamiento”, prosiguió.

“Son muchos los casos de ancianos que por su ingreso no llegan a cubrir el costo de la manutención en un hogar, y ello implica que se necesita del apoyo de la sociedad para solventar dichos gastos. Cada vez los hogares tienen más dificultades por los altos costos de las tarifas públicas, y con esto se les genera un presupuesto extra, que ayuda a desbalancear cada vez más sus presupuestos”, expresó.

Como solución, la diputada Reisch remitió a EGEDA una propuesta de categorización de las instituciones de ancianos, por la cual se les exoneraría del pago a los hogares de ancianos sin fines de lucro.

Comentarios